Ser la Oveja Negra

El origen de esta popular expresión deriva del poco valor económico que tenía la lana negra. 

Por ello, las ovejas negras no eran queridas en ningún rebaño, ya que para el criador, tener una oveja negra representaba una pérdida económica. 

Carrito de compra
Ir arriba