Ponerse las botas

Según cuenta José María Iribarren en ‘El porqué de los dichos’, la frase “ponerse las botas” surge en paralelo al nacimiento de este tipo de calzado, que comenzó siendo exclusivo de las clases más altas. 

Quienes calzaban botas, llevaban sus pies bien resguardados del frío y disfrutaban de mejores condiciones sociales que el resto, por lo que se asoció el hecho de ponerse las botas con disfrutar de recursos en abundancia.

Y tú, ¿te estás poniendo las botas estas navidades?

Carrito de compra
Ir arriba