Pasar la noche en vela

El origen de esta expresión está relacionada con la noche que ritualmente solían pasar sin pegar ojo aquellos que, durante el medievo, querían formar parte de ciertas órdenes de caballería.

La noche antes de ser armados caballeros, los aspirantes hacían la vela de las armas que les honraría como tales, llevando como atuendo una túnica u otra vestidura blanca que simbolizaba la pureza espiritual.

Carrito de compra
Ir arriba