Pan comido

En la Biblioteca del Escorial se encuentran escritos del S.XIV en los que se emplea esta expresión para hacer referencia, a los ingratos que, después de haber recibido un beneficio (o sea, después de haberse comido el pan de manera metafórica), se olvidan fácilmente de ello y no recuerdan a la persona que les propició tal favor.

La prueba de la popularidad de dicho refrán es que aparecerá en obras literarias como por ejemplo en El Quijote, cuando su escudero Sancho enuncia: “No sé dirá por mí, señor mío, el pan comido, y la compañía desecha”.  Argumentando Sancho de esta manera, que no es una persona desagradecida.

Carrito de compra
Ir arriba