Irse de picos pardos

En la Edad Media la Iglesia quiso regular la prostitución, pero no prohibiéndola.

Esto hizo que, para distinguir a las meretrices de las mujeres que no lo eran (y así ahorrarse malentendidos), se les exigiera portar algún tipo distintivo y este fue vestir con una falda en cuya obertura sobresalían cuatro picos de color marrón, llamado por aquel entonces ‘pardo’.

Carrito de compra
Ir arriba