En martes, ni te cases ni te embarques

Desde tiempos inmemoriales, el martes ha sido considerado como el día de la semana predestinado a los conflictos, guerras y a que todo lo relacionado con los negocios salieran mal. 

Esa creencia se basaba en que dicha jornada estaba dedicada a Marte, el Dios Romano de la Guerra, pero al igual que esta deidad proporcionaba a los ejércitos del imperio la protección también creían que esa protección que les otorgaba el Dios Marte para las guerras se la quitaba de otros asuntos más mundanos, como podía ser el realizar negocios o cerrar un trato en un día que caía en martes.

Carrito de compra
Ir arriba