En boca cerrada no entran moscas

El origen de esta famosa expresión se atribuye a Carlos I de España, quien fue el receptor de este aprendizaje, ya que hay testimonios que recogen que en un viaje a Calatayud, un lugareño dijo al rey «Cerrad la boca, majestad, que las moscas de este reino son traviesas».

Carrito de compra
Ir arriba