Dar gato por liebre

Tenemos que retroceder algunos siglos para encontrar la razón de esta frase hecha.

Y es que antiguamente, las hospederías no tenían muy buena fama en general, ya que las técnicas fraudulentas que se atribuía a los venteros eran numerosas y la mayor parte de ellas se referían a la alimentación. 

La más extendida les acusaba de dar carne de gato a quienes pedían liebre. De ahí surge este conocido dicho que se aplica en situaciones en las que alguien intenta engañar en la calidad de una cosa por medio de otra inferior que se tiene mucho parecido.

Carrito de compra
Ir arriba