A buenas horas mangas verdes

La frase a buenas horas, mangas verdes tiene su origen en el siglo XV, cuando Isabel la Católica creó el primer cuerpo policial de España, la Santa Hermandad, cuyos integrantes (uniformados de verde) se ganaron la mala reputación de llegar siempre tarde a la hora de realizar sus diligencias.

¿Conocías el origen de esta expresión?

Carrito de compra
Ir arriba